Conectar |  ¡Regístrate!
Menú
UNIPESCA
Lista de Correo UNIPESCA
Grupos de Google
Suscribirte a UNIPESCA
Correo electrónico:
Consultar este grupo
Mapa de los problemas de los ríos españoles

Ver Problemas en los ríos en un mapa más grande

SmartSection is developed by The SmartFactory (http://www.smartfactory.ca), a division of INBOX Solutions (http://inboxinternational.com)
Documentos > Boletines > Boletín nº 5. Enero de 2007
Boletín nº 5. Enero de 2007
Logo Unipesca
BOLETIN INFORMATIVO DE UNIPESCA
Unión Nacional de Pescadores Conservacionista
www.unipesca.es
Número 5. enero de 2007


Los enemigos de la pesca

Que la pesca es una actividad en auge en cuanto a número de practicantes es indudable, que es una actividad en un franco y progresivo declive en cuanto a escenarios, especies y poblaciones es una triste realidad.

La pesca como actividad desarrollada en un medio natural bien conservado, con peces nacidos, crecidos y adaptados en el medio, tiende a desaparecer.

En líneas generales estos son algunos de los males que le aquejan:

Los Consejos de Pesca, órganos de consulta de las administraciones son, en muchos casos, el escenario de una pantomima donde se demuestra, año tras año, que la pesca es una actividad que no representa ningún interés para los responsables últimos de su gestión. Los colectivos de pescadores que participan en ellos dan fe de la impotencia que sienten, del nulo interés y del inmovilismo reinante.

Los funcionarios responsables de las secciones de pesca transmiten el desaliento que los políticos les infunden día tras día a la hora de negarles una sostenibilidad de la actividad que intentan gestionar. Es sencillo imaginarse a unos políticos que piensan que el pescador es un ser incomodo porque protesta y denuncian las fechorías que de una forma sistemática y exponencial están sufriendo los ecosistemas acuáticos y que obedecen a enormes intereses económicos, casi siempre de grupos de interés cercanos al poder.

Una actividad que apenas genera beneficios directos en las zonas donde se realiza y que su desarrollo económico no se ha adecuado al nivel del desarrollo de la economía del país, no es rentable ni económica ni políticamente hablando.

A pesar de que en algunas ocasiones los políticos han puesto cifras a la generación de riqueza que produce (y por lo que dicen parece que no es poca), se echa de menos una apuesta abierta para crear nuevas y comprometidas posibilidades de gestión, que puede pasar por compatibilizar la pesca con otras actividades que ayuden a reactivar economías locales.

Colectivos de pescadores ya han entendido esto perfectamente y se han amoldado a los tiempos que corren, pescar en un coto intensivo gestionado por alguna entidad privada suele ser la salida más eficaz para poder practicar la pesca de una forma simplona, descafeinada y rentable, normalmente en acuarios regulados y bien nutridos de poblaciones de peces criados en rentables piscifactorías (también privadas). ¿Será este el único modelo de pesca del futuro?

Las entidades que representan a ciertos colectivos de pescadores también se han amoldado a estos tiempos, ya no se plantean siquiera que exista una pesca diferente a la expuesta en el párrafo anterior; transigen -cuando no, proponen- con normas que no respetan el medioambiente en beneficio de sus propios intereses. Mientras, hacen el juego a las autoridades autonómicas en materia de pesca admitiendo y compartiendo sus arcaicos postulados.

Los intereses comerciales privados, que deberían de estar proscritos a la hora de decidir la gestión de la pesca, determinan que algunas especies introducidas sean las que marquen las tendencias de las órdenes anuales, en algunos casos incluso fomentando la protección de estas especies.

Por el contrario la protección de especies autóctonas brilla por su ausencia y las poblaciones de ciprínidos autóctonos, antaño abundantes, son escasas a día de hoy, y desgraciadamente se constatan muchas extinciones.

Si unimos a todo esto la elaboración de nuevas leyes y reglamentos autonómicos de pesca donde la última palabra la sigue teniendo el mismo cargo político que hasta ahora, podemos vislumbrar un panorama para nada halagüeño.

¡Y eso que no nos hemos metido a tratar sobre el estado de los ríos!




Noticias destacadas este mes

Ciencia

La delicada freza de la trucha. más información

Alerta sobre especies no autóctonas. más información

Estudio aconseja aumentar el caudal ecológico del Ebro. más información

La contaminación de los ríos multiplica el cambio de sexo en los peces. más información

La disputada extinción del prehistórico delfín de aleta blanca. más información

Actualidad

Abierto un proceso participativo para definir buenas prácticas de voluntariado. más información

Los regantes piden al Gobierno que no ceda la gestión del agua a las autonomías . más información

Gobierno aprobará planes sequía para ocho cuencas hidrográficas en marzo. más información

El templo del rey salmón. más información

Gobierno autoriza un trasvase de 12 hm3 del tajo al Segura para consumo humano. más información

Vertidos y desastres ecológicos

Ecologistas en Acción denuncia el vertido junto a la escombrera de lodos. más información

La Xunta descarta a corto plazo estudiar la demolición del embalse del Umia. más información

Cinco ríos gallegos producen energía por más de cien millones. más información

Un vecino denuncia un vertido en el río Raíces a su paso por Las Bárzanas. más información

La Audiencia absuelve a Frixia por unos vertidos al río Besaya. más información

Actuaciones

Sancionan al concello con 900 euros por un vertido de aguas residuales. más información

Ratificación de la retirada del permiso de vertidos a Sniace. más información

Río Carrión: Resolución de impacto ambiental negativa para minicentral. más información

Alcaldes, magistrados y constructores, relacionados en 'presuntos' robos.... más información

La Guardia Civil hizo este año 200 denuncias por casos de furtivismo. más información
  Mostrar este artículo en formato PDF Imprimir artículo Enviar artículo

Explorar artículos
Artículo anterior Boletín nº 6. Febrero de 2007 Boletín nº 4. Diciembre de 2006 Artículo siguiente