Nueva normativa de pesca en Aragón

Fecha 5/3/2006 8:00:00 | Tema: Recortes de prensa

La reducción de seis a cinco capturas de la trucha común, con la excepción de Teruel, es una de las pocas novedades con las que cuenta el nuevo Plan General de Pesca de Aragón para este año 2006, que vela por una utilización racional de los recursos naturales, además de fijar el ámbito temporal, que en el caso del Noguera Ribagorzana se amplía a todos los días del periodo hábil. “Antes, el miércoles no se podía pescar”, recuerda el ex delegado provincial de Huesca de Pesca, José Pablo Manau.
La DGA mantiene las restricciones de pesca en el embalse de Mequinensa.

Por su parte, el embalse de Mequinensa es objeto de restricciones en los cupos de captura. Así, por ejemplo, mientras que la especie Black-Bass tiene un límite de seis ejemplares capturados por pescador y día, en el caso del embalse de Mequinensa se reduce a tres. Algo semejante ocurre con la lucioperca o la carpa común, que en Mequinensa el máximo se fija en seis ejemplares, mientras que no se establecen límites en el resto de masas de agua de Aragón.

“Existen pequeñas modificaciones respecto al 2005, pero que afectan especialmente a la trucha, especie que nosotros no tocamos”, afirma el presidente de la Asociación de Pesca de Fraga, Jaime Fontanet. Precisamente los más de 200 socios que conforman la entidad suelen desplazarse para pescar hasta el embalse de Mequinensa, así como también hasta Seròs, Utxesa y últimamente hasta la finca San Miguel en Belver de Cinca. Así, el próximo 9 de abril está previsto el primer concurso de la asociación fragatina en el embalse de Mequinensa. Se trata de la primera de las 15 competiciones de la temporada.

Radicalización

La normativa es totalmente rígida en algunos casos, como la prohibición de la pesca del cangrejo de río autóctono. “Se ha radicalizado por la situación actual y por la invasión de otro tipo de cangrejo, el rojo”, asegura Fontantet. También queda totalmente prohibida la pesca con red.

La dureza se mantiene para una especie invasora con la que se está luchando desde hace años, el mejillón cebra. De hecho, en el nuevo plan recomienda la limpieza de los medios utlizados para su pesca en los embalses de Mequinensa y también de Ribarroja. Más allá, el reglamento afirma de forma general que se sacrificarán de manera inmediata, tras su extracción del agua, los ejemplares capturados de siluro, pez sol, alburno y cangrejo rojo, que vayan a ser trasladados por el pescador. De hecho, no se establecen límites al número de ejemplares a capturar de estas especies introducidas.

Fuente: La Mañana Digital





Documento disponible en UNIPESCA -- Unión Nacional de Pescadores Conservacionista
http://www.unipesca.es

La dirección de este documento es:
http://www.unipesca.es/modules/news/article.php?storyid=92