Nueva Ley de Pesca en La Rioja

Fecha 2/3/2006 8:00:00 | Tema: Recortes de prensa

La primera Ley de Pesca aprobada por La Rioja entrará en vigor al final de la temporada.
La normativa sustituirá a una ley nacional de 1942, que se había quedado obsoleta.
El Parlamento riojano ha aprobado la Ley de Pesca de La Rioja, la primera, un mes antes de iniciarse la próxima temporada de pesca. La tramitación pendiente pasa por su publicación en el BOR y BOE. A los tres meses de la última publicación en el Boletín Oficial, la Ley de Pesca entrará en vigor. Así, pues, puede aventurarse que será antes del verano.
La primera Ley de Pesca de La Rioja, específica de la comunidad, sustituirá a la vieja y obsoleta normativa nacional del 20 de febrero de 1942. La Ley se ha hecho esperar y su proceso de elaboración ha sido largo y laborioso.

Sin embargo, su paso por el Parlamento para su aprobación dejó buenas sensaciones tanto para el grupo de Gobierno (PP) como para los de la oposición (PSOE y PR). Si en el Gobierno se mostraron satisfechos por el trabajo realizado por los técnicos y la participación de todas las sociedades de pescadores, las objeciones y enmiendas desde la oposición han sido menores. Pese a las enmiendas rechazadas, reconocían así que se trataba de una Ley «muy elaborada».

Entre las principales novedades establece una planificación obligatoria y previa; el examen del pescador; la regulación de la pesca sin muerte; establece la figura del vigilante de pesca y actualiza el régimen sancionador.

La Ley de Pesca pretende conservar los ecosistemas fluviales más valiosos y satisfacer la demanda de un amplio colectivo de pescadores de la región. La pesca es una competencia exclusiva de la Comunidad desde el punto de vista legal. Y como actividad, ha dejado de ser un mero aprovechamiento de un recurso natural para convertirse en una actividad deportiva de ocio y disfrute de la naturaleza. Siempre, claro está, que su aprovechamiento sea racional, sostenido y mantenga la biodiversidad.

Teniendo en cuenta todos los principios mencionados, la Ley de Pesca se inspira en la utilización ordenada y el aprovechamiento sostenible de los recursos piscícolas, la mejora de la calidad de las aguas, la preservación de la calidad genética, el fomento de la pesca deportiva y de la formación de los pescadores y el acceso garantizado, en igualdad de oportunidades, al aprovechamiento de los recursos piscícolas.

La Ley plantea dos clasificaciones de las aguas. Según el régimen de pesca, se clasifican en aguas libres, cotos, vedados y refugios de pesca en los que se prohibirá la pesca de forma permanente.

Otra de las novedades hace referencia a la clasificación o zonificación de las aguas en función del tipo de gestión que se vaya a realizar en cada una de ellas.

Se trata de cuatro zonas: aguas de gestión natural; aguas de gestión sostenida; aguas de gestión artificial y aguas de gestión intensiva. Cada una de ellas tendrá una regulación propia.

La nueva normativa
Ley de Pesca de La Rioja: Aprobada por el Parlamento regional el 23 de febrero.

Tramitación pendiente: Deberá ser publicada en el Boletín Oficial de La Rioja y en el Boletín Oficial del Estado. Tres meses después de la última publicación, entrará en vigor, casi con toda seguridad a finales de junio o julio.

Novedades: Establece una planificación obligatoria y previa de todas las actuaciones que se vayan a realizar en los ríos, con lo que va a ser necesario un estudio poblacional para conocer la situación y el aprovechamiento. El examen del pescador será obligatorio para todas aquellas personas que no hayan sacado nunca la licencia regional. La Ley regula la pesca sin muerte, obviando los equívocos que se habían dado hasta ahora; establece la figura del vigilante de pesca y actualiza el régimen sancionador con sanciones mayores y más duras.

"La Ley ha sido muy bien recibida por todos"

Entrevista a Miguel Urbiola. Dto. Medio Natural
- Se ha hecho esperar pero, al final, parece que todo son bendiciones...
Sí. Efectivamente. Nos ha costado pero hoy tenemos una Ley de Pesca que ha pasado por el Parlamento y se puede decir que ha sido aprobada por unanimidad si exceptuamos algunos matices de enmiendas de la oposición que no se han recogido.

- En cualquier caso, muchas de las enmiendas presentadas tampoco tenían gran trascendencia...

- Salvo pequeñas cuestiones, no. Yo creo que es para felicitarse. Así no lo hizo saber el representante del PR diciendo que era una de las leyes más elaboradas y trabajadas que habían llegado al Parlamento.

- Vamos, que se le nota contento.

- Ya lo creo. Éste ha sido un trabajo de mucha gente. Yo tengo que agradecer la labor de los técnicos, de todas las sociedades de pescadores con las que se han mantenido numerosas reuniones, y de otras personas. Puede decirse que han colaborado numerosos colectivos de toda la región y que estamos muy satisfechos.

- La Ley, necesariamente, actualiza el capítulo de sanciones en las cuantías y en las medidas contra los infractores.

- Además de crear la figura del vigilante de pesca, la Ley endurece las sanciones. Pero quiero destacar que no hay un fin recaudatorio en las mismas, sino que se trata de sanciones ejemplarizantes y con carácter disuasorio. A partir de la entrada en vigor hay medidas como la inhabilitación para disfrutar de permisos y la imposición de medidas cautelares para evitar que no persistan en la infracción.

La Ley obligará a elaborar un plan general de ordenación piscícola

Se acabaron las improvisaciones y las actuaciones a ojo de buen cubero. La Ley de Pesca determina que toda la actividad deberá estar sometida a una planificación previa que deberá materializarse con la elaboración de planes a distintos niveles.

El Gobierno regional deberá elaborar un plan general de ordenación piscícola de La Rioja. En el mismo deberán establecerse las bases para el desarrollo de toda la actividad piscícola en toda la región.

Junto a dicho plan general, cada uno de los cotos deberá contar con el correspondiente plan técnico que deberán elaborar los técnicos y que será aprobado por la Consejería.

Siguiendo todos los pasos, la Consejería deberá realizar un plan de aprovechamiento anual para las aguas libres que será el que se incluya en la orden anual de pesca.

En suma, una cierta planificación que hasta no hace mucho se venía realizando sobre los muestreos de los partes de capturas remitidos voluntariamente por los propios pescadores o sobre otros muestres aleatorios que no habían tenido continuidad en el tiempo.
Dos objetivos
Cuando se planteó la Ley de Pesca, la Consejería de Turismo, Medio Ambiente y Política Territorial pretendía un doble objetivo.

Por un lado, descongestionar la gran mayoría de los ríos riojanos, sobre todo aquellas zonas más naturales y con poblaciones autóctonas. Se trataba de enfocar la gestión de dichas aguas hacia la búsqueda de la máxima pureza de las especies piscícolas.

Por otro, y al mismo tiempo que se reducía la presencia en zonas naturales, la Consejería optó finalmente por la creación de cotos intensivos en ríos o embalses de tamaño reducido para satisfacer las demandas de los pescadores. Después de muchos años desde que fueran reclamados por los aficionados, La Rioja puso en marcha los cotos intensivos que, según la Ley pasarán a ser gestionados por las sociedades colaboradoras de pesca.

Fuente: La Rioja



Documento disponible en UNIPESCA -- Unión Nacional de Pescadores Conservacionista
http://www.unipesca.es

La dirección de este documento es:
http://www.unipesca.es/modules/news/article.php?storyid=87