Especial Apertura del salmón

Fecha 24/3/2007 15:00:00 | Tema: Recortes de prensa

El primer salmón hizo mella en el ambiente del río (La Nueva España)
Expectativas insatisfechas en las riberas del Eo (La Nueva España)
Decepción en el Sella (La Nueva España)
El primer salmón de la temporada aparece en el Narcea y se ha vendido por 18.000 euros. (TeleAsturias)

El primer salmón hizo mella en el ambiente del río

Los ribereños destacaron el buen estado que presentaba el Narcea

El tempranero «campanu» se hizo notar en el ambiente del río. Aunque la jornada se inauguraba con abundantes cañas en el Narcea, el hecho de que el primer ejemplar de la temporada estuviese precintado desde primera hora de la mañana no pasó desapercibido.

En zonas como Puente Quinzanas, donde habitualmente se congregan numerosos aficionados en esta primera jornada de pesca, a las once y media de la mañana sólo se reunía una decena. Se asomaban al río algunos de los ribereños que en campañas pasadas habían tenido el privilegio de sacar del Narcea el «campanu».

Destacaban el buen estado del río, que podría incrementar la cuenta de salmones ya abierta. Entre los pescadores que se acercaron a las riberas del Narcea ayer por la mañana se encontraba Pedro González Solís, que capturó el pasado año el «campanu» del Narcea. No fue en la primera jornada, tuvo que esperar al 4 de abril, según recordaba. Por la tarde descendió más la afluencia de pescadores.

La Nueva España


Expectativas insatisfechas en las riberas del Eo

El río astur-galaico, tradicionalmente uno de los más madrugadores, se quedó en blanco pese a que se habían avistado salmones en los días precedentes

Los pronósticos optimistas se fueron diluyendo a medida que pasaban las horas y el Eo se quedó en blanco. Se esperaba una mejor jornada, puesto que el río se encontraba en condiciones inmejorables al haber descendido el nivel en unos treinta centímetros al desaparecer el viento del Nordeste de los días pasados. Había convencimiento en las posibilidades del cauce, además, porque se sabía que había salmones, ya que habían sido avistados algunos en el coto Estreitos y en la parte alta del puente de San Tirso, en donde se suponía que había tres, aunque sólo se pudiese atisbar la figura de uno que coleaba un poco.

Con todo, la emoción se vivió en el río en dos ocasiones, cuando a las nueve de la mañana un pescador de Ferrol capturó en el pozo Piago un ejemplar de unos seis kilogramos que se le escapó cuando se disponía a meterlo en la sacadera. Se decía incluso que el cebo utilizado, un pez articulado, propiciaba que el salmón no quedase enganchado con garantías, y de ahí que se hubiese escapado. El siguiente susto saltó en el coto Estreitos, cuando se avisó a los guardas de que había sido atrapado un salmón. Pero diez minutos después llegó el aviso de que se trataba de un zancao, que fue devuelto al río por su pescador, el coañés Alejandro Pérez, y que no fue detectado hasta que se encontraba en la orilla, porque en el agua presentaba un aspecto plateado, como si se tratara de un zancao recuperado.

Los cotos salmoneros del Eo se completaron ayer, en parte por la tradición de que se trata de un río muy tempranero y que con mucha frecuencia suele dar el «campanu». Además, se acercan a él muchos pescadores de Galicia, al contar con cotos salmoneros que son compartidos por las dos autonomías, lo que hace que un día sean de titularidad asturiana, como ocurría ayer, y al siguiente de la Xunta de Galicia.

De este modo, el río astur-galaico rompió la tradición de «campanu» que había abierto en los últimos años, no en vano de él salió el primer salmón de la campaña en las dos últimas temporadas, el año pasado a cargo del ovetense Paulino Fervienza y en 2005 del pescador cangués José Manuel Mori, «el Marqués», que ayer prefirió probar suerte en el Esva. Hasta ayer, el Eo se beneficiaba de su fama de río tempranero, al que los salmones suelen llegar antes que a sus vecinos del Occidente y, obviamente, que a los más alejados de la cuenca oriental asturiana.

La Nueva España


Decepción en el Sella

No se avistó un solo ejemplar en un río que bajaba con escaso caudal

Los ribereños del Sella aguardaban con ansiedad la apertura de la temporada de pesca del salmón en aguas continentales asturianas, pero la decepción sería, finalmente, la nota predominante de esta primera jornada. En realidad, los pescadores no se esperaban una mengua del caudal tan acusada en las horas previas al inicio de la campaña salmonera, con respecto al que presentaba este pasado viernes, en el emblemático río del Oriente. A tenor de lo observado en ese arranque de la nueva temporada de 2007, todo apunta a que el «campanu» del Sella se hará de rogar en fechas venideras, pues no se avistó ni un solo ejemplar a lo largo del día y, por si fuera poco, se anuncian importantes cambios climatológicos.

«El río baja muy bajo, demasiado claro, y todas las posturas están arenadas», explicó el cangués José Luis Somoano, más conocido entre sus convecinos como «Paxa», quien ayer disfrutó del coto Sierra, en el curso medio-alto del Sella, en las cercanías de la localidad de Les Roces. «Ahora ya no se saca el grijo como se hacía antiguamente, por lo que la mayoría de los pozos se ha rellenado de áridos debido a las fuertes riadas. El coto vale ahora mismo muy poco, ya que lances como L'Argayada y El Duernu no se pueden pescar; y en La Faldeta, más de la mitad está relleno», aseveró el popular ribereño, que debió devolver a las aguas «una zancadina de unos dos kilos» que había picado el anzuelo en el lance de La Escalerita. «No creo que hoy -por ayer- salga el "campanu", salvo por casualidad», sentenció Somoano.

Las zonas libres del Sella fueron, un año más, centro de atención de gran parte de los aficionados a la pesca del salmón en la jornada inaugural. Como no podía ser de otra manera, el lance de Rozaones, localizado entre Les Roces (Cangas de Onís) y Arriondas (Parres), se llevó la palma, con un buen número de madrugadores pescadores tratando de cumplir la tradición del sorteo de los correspondientes turnos de pesca, tal como manda la fiel cultura ribereña. Otro de los lances libres con mayor aceptación, bajo el emblemático «puente romano», congregó solamente a tres ribereños -uno de ellos fue el piragüista Kiko Vega y también su hermano Alejandro- en el transcurso de la sorprendente jornada, pero que desistieron de continuar probando fortuna ya avanzado el mediodía.

En el coto del Golondrosu estaba Ángel Fernández Soto, motejado cariñosamente como «Canalón», junto con su hijo, Luis Ángel Fernández Barrigón. Pero, siguiendo idéntica estela al resto de la cuenta, ni fu ni fa. «El coto está fenómeno, mejor imposible. El agua se encuentra a la medida, aunque no he visto ni un solo salmón», manifestó Ángel.
El deplorable estado que presentan algunos pozos no ha dejado satisfechos a los pescadores. Así ocurrió en el coto del Berezu, donde «la cabecera del coto está impracticable. Además, en el medio del coto abundan ramascos de árboles», desvelaron los titulares del mismo. «La verdad que no vimos ni un solo salmón, pero sí varios cormoranes», manifestó el deportista naveto José Antonio Miranda. Las ilusiones de sacar el «campanu» se irían desvaneciendo con el paso de las horas, dando hincapié a cantidad de anécdotas a pie de río.

La Nueva España


El primer salmón de la temporada aparece en el Narcea y se ha vendido por 18.000 euros.

La captura de 'El Campanu' del río Narcea se produjo a las 7.30 horas. El primer salmón de la temporada del río Narcea fue pescado por Luis Miguel García. 'El Campanu' pesó 4,4 kilogramos y fue capturado en el coto de la Bouza en el río Narcea.

La pieza se subastó en Cornellana, según informaron fuentes de la organización. La temporada de pesca del salmón, de tradición en el Principado de Asturias, se abrió hoy en la comunidad y se prolongará hasta el 31 de julio.

La temporada de pesca del salmón, de tradición en el Principado de Asturias, se abrió hoy en la comunidad y se prolongará hasta el 31 de julio. Un restaurante gijonés pagó 18.000 euros por la adquisición de 'El Campanu' del Narcea. Según informaron fuentes del Ayuntamiento de Salas, la cifra alcanzada y la "intensa puja" se deben a que se trata del primer salmón pescado en toda Asturias.

Además, destacaron que es "el precio más alto" que alcanzó 'El Campanu' del Narcea en toda su historia. El año pasado el preciado salmón alcanzó los 13.200 euros y en 2005 fue comprado por 12.000 euros.




Documento disponible en UNIPESCA -- Unión Nacional de Pescadores Conservacionista
http://www.unipesca.es

La dirección de este documento es:
http://www.unipesca.es/modules/news/article.php?storyid=688