No habrá más minicentrales en el Ulla, el Deza y Arnego

Fecha 23/2/2006 8:00:00 | Tema: Recortes de prensa

No se instalarán diez nuevos aprovechamientos hidroeléctricos pese a que estaban autorizados, según ha confirmado Medio Ambiente.
El conselleiro de Medio Ambiente, Manuel Vázquez, anunció hoy que en los ríos Ulla, Deza y Arnego no se instalarán diez nuevos aprovechamientos hidroeléctricos, pese a que estaban autorizados, después de la negociación mantenida entre la Administración gallega y las empresas afectadas.

Así lo apuntó el conselleiro durante el pleno del Parlamento, que aceptó a trámite, con los votos a favor de los grupos de Gobierno y el rechazo del PP, una iniciativa legislativa popular para la protección de los ríos gallegos, segunda propuesta de este tipo que ve el visto bueno del Parlamento en sus 25 años.

Así, Manuel Vázquez se felicitó de que llegase al Parlamento la iniciativa legislativa popular, avalada por 40.000 firmas, e indicó que el Gobierno gallego tiene una postura clara a favor de la conservación de los recursos naturales, ante lo que recordó que ya anunció ante la propia Cámara medidas para poner freno a una «situación de auténtica amenaza para nuestros ríos».

El responsable de Medio Ambiente se refirió a su decisión de suspender los trámites administrativos de licencias de aprovechamientos eléctricos y la apertura de negociaciones para que no se ejecuten otros con licencias ya aprobadas por el anterior Ejecutivo del Partido Popular.

El conselleiro también dijo que la iniciativa popular surgió hace ya tiempo, en un contexto «diferente al que tenemos hoy en Galicia», y dijo que las consecuencias de la política de sus antecesores que, apuntó, supuso la imposición de «sanciones multimillonarias» por incumplimiento de directivas de aguas en materia de saneamiento, apuntó en relación a una advertencia de la UE respecto a la falta de saneamiento de la ría de Vigo.

Por el contra, manifestó que el actual Ejecutivo apuesta por un nuevo modelo del uso sostenible de agua, por los abastecimientos y saneamientos, procurando un gran pacto con los municipios.

«Debemos reconocer que son muchos los cambios que se avecinan en el marco legislativo hidrológico gallego», manifestó Vázquez, que también afirmó que a través de la «participación y el diálogo» ya se han recuperado aprovechamientos que estaban aprobados.

Por ello, apuntó que en breve se anunciará con más detalle el que en los sistemas de Ulla, Deza y Arnego no habrá más nuevos aprovechamientos, que fuentes de su departamento son diez, aprobados por el PP pero que las empresas adjudicatarias han renunciado a instalar.

En defensa de la iniciativa legislativa popular intervino el portavoz de los promotores, Daniel López Bispo, que destacó que ha sido avalada por el doble de firmas de las que legalmente se requerían, ante al concienciación ciudadana del proceso de deterioro al que estaban sometidos los ríos gallegos por una política de supeditación, dijo, a las infraestructuras hidroeléctricas.

La situación hasta ahora, insistió, constituye un ejemplo de «prepotencia del poder político» frente al interés público, y lamentó que el anterior Gobierno del PP en funciones hubiese otorgado minicentrales, lo que sólo se explica como «oferta de último favor a los amigos».

Mientras, el diputado popular Jaime Castiñeiras lamentó que desde el grupo de Gobierno se hubiesen puesto en entredicho, afirmó, las firmas de funcionarios de la Xunta que avalaron los informes para la concesión de minicentrales durante la época de Gobierno popular e indicó que el Ejecutivo se limita a hacer de «oposición de la oposición». Por ello, señaló a los bancos de los grupos que sostienen el Gobierno que si existe alguna duda sobre el proceso «ya se sabe dónde hay que llevarla».

Además, el diputado se preguntó si las conversaciones del conselleiro con empresas adjudicatarias de minicentrales van a su poner el «cambalache» de intercambiar estas concesiones por parques eólicos, ante lo que dijo que Vázquez «le está pasando la pelota al BNG», ya que corresponde a la Consellería de Industria, que dirige un nacionalista, autorizar este tipo de instalaciones.

Finalmente, Castiñeiras argumentó el voto en contra de su grupo a la iniciativa al asegurar que es redundante y pretende legislar sobre asuntos ya regulados en el ámbito europeo.

Por su parte, la nacionalista Laura Pontón consideró «escandaloso» que un Gobierno en funciones hubiese adjudicado minicentrales. Además, hizo alusión a la publicación estos día por el diario La Opinión de que el Ejecutivo popular adjudicó un aprovechamiento hidroeléctrico a una empresa en la que tiene participación el presidente de la patronal gallega, Antonio Fontenla, y la familia del alcalde de A Coruña, Francisco Vázquez, al apuntar de ambos conocen bien el refrán: «a río revuelto, ganancia de pescadores».

Finalmente, la socialista Laura Seara manifestó que el actual Gobierno recibió una «herencia desoladora» en materia de gestión de los ríos e insistió en que se vulneraron todo tipo de normativas medioambientales y se «despreciaron» los daños que las minicentrales podrían causar en los sistemas.

Fuente: La Voz de Galicia




Documento disponible en UNIPESCA -- Unión Nacional de Pescadores Conservacionista
http://www.unipesca.es

La dirección de este documento es:
http://www.unipesca.es/modules/news/article.php?storyid=67