La Xunta descarta a corto plazo estudiar la demolición del embalse del Umia

Fecha 14/12/2006 8:00:00 | Tema: Recortes de prensa

Ayer, tanto la asociación ecologista Adega como la Coordinadora Antiencoro de Caldas, Cuntis e Moraña subrayaron que la obra que promovió la anterior Xunta del PP sólo tuvo para la localidad y la comarca de O Salnés efectos perjudiciales. Adega volvió a pedir la demolición del embalse, mientras que la Coordinadora, cuya portavoz es la concejala del BNG de Caldas, Paloma Fernández, lamentó que los responsables de la obra estén en sus casas.


30/11/2006

Las riadas que sufrió el lunes la localidad pontevedresa de Caldas de Reis volvieron a poner en entredicho la finalidad del embalse del Umia. La capacidad de la presa resultó insuficiente y la obligada apertura de las compuertas contribuyó a inundar todavía más un ya anegado centro del casco urbano.

Ayer, tanto la asociación ecologista Adega como la Coordinadora Antiencoro de Caldas, Cuntis e Moraña subrayaron que la obra que promovió la anterior Xunta del PP sólo tuvo para la localidad y la comarca de O Salnés efectos perjudiciales. Adega volvió a pedir la demolición del embalse, mientras que la Coordinadora, cuya portavoz es la concejala del BNG de Caldas, Paloma Fernández, lamentó que los responsables de la obra estén en sus casas.

«O encoro é un problema se leva pouca auga, como pasou coa alga tóxica que deixou a Caldas sen abastecemento, pero tamén se leva de máis», señaló la portavoz de la Coordinadora, quien recordó que en las inundaciones inciden otros ríos como el Bermaña, el Chaín y el Follente.

Por su parte, la Consellería de Medio Ambiente indicó que la propuesta aprobada por el Ayuntamiento de Caldas para que la Xunta estudie la viabilidad técnica y económica de desmantelar la presa es «moi respetable», pero «non entra nos plans a curto prazo» del departamento. Un portavoz apuntó que la intención de Medio Ambiente es «optimizar» el funcionamiento del embalse con una serie de medidas que no fueron desveladas ayer.

La propuesta para analizar el futuro de la infraestructura hidráulica, que partió del Bloque, se aprobó en el pleno del 29 de septiembre y contó en el respaldo del PSOE.

El embalse se empezó a construir en abril de 1998 y entró en funcionamiento en marzo del 2001. Casi seis años después, su finalidad es producir energía eléctrica. Hidroeléctricas Cortizo tiene la concesión hasta el 2051.

LA VOZ DE GALICIA

Noticias relacionadas:




Documento disponible en UNIPESCA -- Unión Nacional de Pescadores Conservacionista
http://www.unipesca.es

La dirección de este documento es:
http://www.unipesca.es/modules/news/article.php?storyid=463