Sigue la sombra de los saltos en el Ulla

Fecha 16/11/2006 15:00:00 | Tema: Recortes de prensa

05/11/2006
La batalla vecinal contra aprovechamientos hidroeléctricos.
Vecinos de Obra y Brandariz contrataron un abogado para luchar contra el recurso de la empresa a la que le anularon las minicentrales de Novefontes y Freixido en el Ulla
Los vecinos de Obra y Brandariz llevan cerca de dos años luchando contra los saltos que pretenden ejecutar en la parroquia. Alguno incluso implicaba la construcción de túneles bajo sus casas. Hubo muchos altibajos en este tiempo. Todo pareció aclararse a principios de marzo de este año. Entonces, a los afectados que habían alegado contra los nuevos aprovechamientos hidroeléctricos les llegó la resolución del conselleiro de Medio Ambiente en la que anulaba la concesión para las minicentrales de Freixido y Novefontes, en el río Ulla, así como para las previstas en el Deza a su paso por Merza: Paradela, San Paio y Carreira. Las cinco habían sido aprobadas por el anterior gobierno autonómico en julio del 2005. Hubo fiesta por su anulación en Obra, que siempre se significó por liderar la lucha contra este tipo de instalaciones. Sin embargo, ahora los afectados de esta parroquia con el apoyo de los de Brandariz vuelven a estar en alerta: la empresa concesionaria de los saltos de Novefontes y Freixido recurrió la decisión de la Xunta ante el juzgado.

Los vecinos ya han reaccionado y están de nuevo en la batalla. Ya han contratado un abogado para luchar por la validez de la anulación de la concesión realizada por Medio Ambiente, según explicaron. Así, se suman a la defensa que realizarán desde el departamento de Manuel Vázquez.

Los afectados tienen claro que su lucha para evitar la construcción de las minicentrales va para largo. Además, cabe recordar, que en la resolución de Medio Ambiente por la que se anulaba la concesión del gobierno del PP para construir los saltos al estimar parcialmente los recursos de alzada presentados por los vecinos, también acordaba retrotraer todo el proceso al momento inmediatamente anterior a la emisión de la declaración de impacto ambiental. Este fue uno de los requisitos por los que no habían pasado las concesiones. De esta forma, las empresas, siempre tienen la oportunidad de intentar, también, que prosiga el proceso paro los aprovechamientos hidroeléctricos. La vía es más complicada porque serían los actuales dirigentes los encargados de decidir sobre la concesión final.

Miradas en el tendido

Pero a la preocupación por la construcción de las minicentrales, los vecinos de algunas parroquias cruceñas le añaden la de los atendidos eléctricos que parten de los embalses que están actualmente en construcción, en Ollares e Insua. Así, hace más de un año, y aunque aún no se ha publicado ninguna relación oficial de afectados, miembros de las eléctricas ya se pusieron en contacto con ellos para intentar adquirir terrenos para el paso del nuevo cableado. Sin embargo, ahora los vecinos ya se han convertido en expertos negociadores y son más remisos a llegar a acuerdos previos con los promotores. Los dos euros por metro cuadrado que le están ofreciendo les parece poco. No se puede olvidar, tampoco, que otra línea de alta tensión también afectará a varias parroquias para comunicar el parque eólico del San Sebastián (Silleda) con Portodemouros. En este caso, la tramitación está más avanzada.

La Voz de Galicia




Documento disponible en UNIPESCA -- Unión Nacional de Pescadores Conservacionista
http://www.unipesca.es

La dirección de este documento es:
http://www.unipesca.es/modules/news/article.php?storyid=420