Irlanda prohíbe las redes de deriva y pescarán unos 200.000 salmones menos

Fecha 14/11/2006 15:00:00 | Tema: Recortes de prensa

«Es la mejor noticia en veinte años para los ríos asturianos», según la NASF, la organización de protección de la especie
Irlanda ha decidido prohibir a partir del próximo año la pesca del salmón con redes de deriva a lo largo de toda su costa. Una decisión adoptada tras una fuerte presión internacional que lideró el Fondo para la Protección del Salmón del Atlántico Norte (NASF), a la que posteriormente se sumó el eurodiputado español de IU Willy Meyer. «Es la mejor noticia de los últimos veinte años para el salmón asturiano. Al final, todos los esfuerzos que hicimos merecieron la pena», resumió el responsable en España de este fondo, el gijonés Javier Loring, quien destacó la labor del consejero de Medio Ambiente, Francisco González Buendía, «porque siempre hizo causa común en la erradicación de las redes de deriva y en la protección del salmón en general».

Las redes de deriva funcionan como unas barreras, unas ochocientas en la costa irlandesa, que capturan al año unos 200.000 salmones en su retorno desde las zonas de pasto, situadas al oeste de Groenlandia, a los ríos europeos donde nacieron. Algunas de estas regiones, como Asturias, vieron reducida considerablemente la población salmonera de sus ríos como consecuencia de estas barreras.

«Esta prohibición va a permitir que lleguen muchos más salmones a los ríos asturianos en el futuro», aventuró Loring, al tiempo que advertía de que durante los últimos veinte años estas redes de deriva irlandesas capturaron en el mar nada menos que 8.228 salmones que habían sido marcados en los ríos donde nacieron. «Una parte importante de salmones habían sido marcados en ríos asturianos», señaló. «Ésta es una medida que pasará a la historia en la pesca del salmón», concluyó Javier Loring.


Orry Vigfusson quiere celebrar en Asturias y con los pescadores el éxito conseguido

El financiero islandés Orri Vigfusson, que es el fundador y el presidente internacional de la NASF, quiere celebrar personalmente la erradicación de las redes de deriva con los pescadores asturianos.

Vigfusson, que es un enamorado de Asturias, acudirá el próximo mes de febrero a su ya obligada cita anual y en el transcurso de una cena que se celebrará en Oviedo quiere brindar por este éxito que atribuye a todos los que ayudan, de una manera o de otra, al fondo conservacionista que él preside. Pero para evitar que en el futuro los pescadores de mar irlandeses caigan de nuevo en la tentación de volver a pescar salmón, Vigfusson quiere convencer al Gobierno irlandés de que les dé las suficientes compensaciones económicas.

Además, la NASF continuará comprometida en seguir subvencionando a los pescadores, como ha venido haciendo hasta ahora. A una parte de ellos les compraban sus cuotas de pesca para que dejaran de capturar salmones. La compra de estas cuotas permitió que en una década se duplicara el número de salmones que retornan a los cauces asturianos, precisó Javier Loring, representante de la NASF en España.

Otro motivo de satisfacción para la NASF fue que el Gobierno irlandés acordó también prohibir la pesca del salmón en los ríos donde su población no es muy significativa.

La implantación de la organización NASF en España tiene también un componente asturiano capital. Su desembarco no sólo se produjo en Asturias, sino que su expansión se realizó a través de la Real Asociación Asturiana de Pesca Fluvial, en la época en la que estaba presidida por Javier Loring, cuyo testigo ha recogido Delfín Puente.

La Nueva España





Documento disponible en UNIPESCA -- Unión Nacional de Pescadores Conservacionista
http://www.unipesca.es

La dirección de este documento es:
http://www.unipesca.es/modules/news/article.php?storyid=415