Cataluña: Limitar la pesca para frenar al mejillón cebra

Fecha 11/10/2006 12:00:00 | Tema: Recortes de prensa

Medi Ambient sopesa restringir la pesca para frenar al mejillón cebra.

BARCELONA - El creciente daño que el mejillón cebra está provocando en los ríos y especialmente en los embalses del Ebro y del Júcar va a conllevar al final drásticas soluciones. La Conselleria de Medi Ambient estudia la posibilidad de limitar la pesca en los embalses de las cuencas internas (aún libres de esta especie invasora) y, ayer mismo, la Confederación Hidrográfica del Júcar ya decidió prohibir la navegación en el embalse de Forata, en el término de Macastre (Valencia). La ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, se refirió a este molusco bivalvo calificándole de enormemente dañino y confirmó que hay una invasión --dijo-- en el Ebro y en el Júcar . Narbona avanzó que se trabaja con las administraciones autonómicas para intervenir en la pesca fluvial.

PREVENCIÓN

La medida de prohibir la navegación en el embalse de Forata, en Valencia, se ha adoptado después de que se detectasen ejemplares aislados de mejillón cebra de más de dos años y muertos. No es este el caso de los embalses de las cuencas internas de Catalunya, donde aún no se ha realizado ningún hallazgo similar.

Pero, tras el vaciado parcial del embalse de Sau, el pasado año, se constató el enorme riesgo que existe de que llegue este molusco enganchado a alguna embarcación , explicó Gabriel Borràs, director del área de planificación de la Agència Catalana de l Aigua (ACA).

Por eso --prosiguió-- estudiamos la posibilidad de limitar, que no prohibir, la entrada de embarcaciones en ese embalse y, probablemente, en algún otro . Los pantanos son reservas de agua para cuatro millones de personas y no podemos arriesgarnos a que su calidad se deteriore . El mejillón cebra provoca la disminución del oxígeno disuelto en el agua y sus excrementos contaminan.

ATAQUE A OTRAS ESPECIES

Borràs puntualiza que no se prohibirá radicalmente la pesca en las cuencas internas. Necesitamos barcos que saquen otras especies alóctonas, como los siluros o los alburnos, que también contaminan . Es decir, continuarían faenando las barcas que estén fijas en un pantano, pero se limitaría el trasiego de embarcaciones de un embalse a otro, a no ser que se cumplan ciertas exigencias.

En Canadá, donde se lleva una dura lucha contra el mejillón cebra, se obliga a lavar las embarcaciones con agua caliente a presión y a cumplir una estancia mínima en dique seco (aproximadamente una semana, o más, en función del clima), puesto que este molusco, cuando es adulto y en condiciones ideales, puede sobrevivir hasta 10 días fuera del agua En Estados Unidos, en el lago Michigan, donde se detectó una colonia inmensa del mejillón cebra, se obliga a eliminar los restos de vegetación visibles de cualquier cosa que haya estado en el agua y, por supuesto, de los barcos también; enjuagar el sistema de refrigeración del motor, los viveros y las sentinas con agua de grifo; no reutilizar los cebos expuestos a aguas infestadas y dejar secar el barco y los equipos de pesca utilizados.

Fuente: El Periódico.com





Documento disponible en UNIPESCA -- Unión Nacional de Pescadores Conservacionista
http://www.unipesca.es

La dirección de este documento es:
http://www.unipesca.es/modules/news/article.php?storyid=358