'Pescan' un salmón con GPS en el congelador de un restaurante

Fecha 9/11/2009 8:00:00 | Tema: Recortes de prensa

El radiotransmisor a través del que Medio Rural realizaba el seguimiento del ejemplar dio las pistas para 'pillar' a un furtivo ·· El denunciado, que tenía dos de estos peces, dijo que fue un regalo de un empleado del coto de Ximonde


06.11.2009
Nunca un chip había aportado tanta información ni había sido tan útil. Los agentes medioambientales de la Consellería de Medio Rural pescaron recientemente a un furtivo a través de un radiotransmisor instalado en un salmón de río, cuya comercialización o captura está absolutamente prohibida por ley. La localización fue posible gracias a este aparato que forma parte de un proyecto de investigación desarrollado por el Departamento autonómico. Según explicó la jefa territorial de Conservación da Natureza de Pontevedra, Susana Torres, este sistema se comenzó a utilizar "hace un año" y son un total de "12 radiotransmisores" los que hasta ahora se han colocado "en el estómago de los salmones" con el fin de "llenar algunos huecos que había en los aspectos de la biología" de estos peces, y centrados principalmente en su ciclo vital. Así, "podemos saber, por ejemplo, sus lugares de parada naturales o dónde se ubican los frezaderos -sitios donde desovan-".

Los trabajadores del centro de precintaje de Ximonde (Vedra) "hacen un seguimiento" de los peces con este chip "y también nos ayuda a cazar a furtivos". Así fue como empezó la búsqueda del salmón perdido. "El viernes -23 de octubre- se hizo el seguimiento y todo estaba bien, pero a última hora del domingo" notaron algo extraño. Al día siguiente, los agentes siguieron el rastro del radiotransmisor, como si de un GPS se tratase, hasta llegar "a un galpón en Teo" donde lo hallaron junto con otro ejemplar que no tenía chip.

Una vez comprobado el caso se procedió a cursar la denuncia. Según consta en este documento, "os exemplares foron atopados no baixo dunha nave particular dentro dun conxelador", que pertenecía a un restaurante de Pontevea. El denunciado responde a las iniciales L.M.L.S., reside en Teo y es el propietario de dicho establecimiento. Tras ser descubierto, este vecino aludió a que "se los había entregado un peón que trabaja en el coto de Ximonde", explicó Torres.

Expediente sancionador

Dicho empleado del centro de precintaje es J.G.R., a quien "se le ha abierto un expediente sancionador", amén de no seguir desarrollando sus funciones en el centro de precintaje del río Ulla, donde ya llevaba trabajando, según pudo averiguar este periódico, varios años.

En el caso del denunciado, "se le incoará un expediente por esta infracción de tenencia de salmones, que se contempla en la legislación como grave. La multa puede variar entre los 3.000 y los 30.000 euros", explica Torres, dependiendo de la gravedad del delito, que decidirá la Consellería de Medio Rural.

Por otra parte, fuentes consultadas por este periódico, indican que ésta no es la primera ocasión en que se capturan ilegalmente salmones de río, "pero nunca se ha podido probar". E incluso apuntan a que J.G.R. los llevó a este vecino de Teo para conseguir dinero a cambio. "Se llegaron a ofrecer 75.000 de las antiguas pesetas -unos 450 €- por un salmón de río", concluyen estas mismas fuentes.

El Correo Gallego





Documento disponible en UNIPESCA -- Unión Nacional de Pescadores Conservacionista
http://www.unipesca.es

La dirección de este documento es:
http://www.unipesca.es/modules/news/article.php?storyid=2208