Lo peor del río ni se ve

Fecha 3/11/2009 15:41:21 | Tema: Noticias de UNIPESCA

Varios voluntarios sacan la basura que la gente tira desde los puentes, desde carros de la compra a bicis o paraguas viejos

Dos carros de la compra traidos desde grandes superficies, un carrito de paseo para bebés, varias bicicletas viejas, cuatro paraguas y restos del botellón en forma de plástico o cristal. Todo ello estaba bajo el agua a la altura del Puente de Palmas, desde donde había sido arrojado sin contemplaciones.
«¿Cómo podemos convencer a los ciudadanos de que el río no es un basurero que se lo traga todo?, ¿cómo es posible que alguien haga el esfuerzo de traer un carro de la compra y lanzarlo al agua desde lo alto de un puente», se pregunta indignado Pepe Alba, una de las personas junto a Javier Rayo que impulsó el domingo pasado la iniciativa de Unipesca, que consistía en limpiar parte del tramo urbano del río al mismo tiempo que exhibían en fotografías su cara más atractiva. La experiencia contó con el apoyo de la Confederación Hidrográfica del Guadiana.
Según Pepe Alba, «son muchas las personas que se hacen una foto con el río de fondo, pero no saben lo que hay bajo el agua, por eso queremos que lo sepan, para ayudar a cambiar la conciencia pues el río no está muerto como algunos insisten en afirmar». La próxima actividad será alcanzar en piragua algunas de las islas donde la gente alimenta a los animales tirando comida desde alguno de los puentes. «Me parece muy bien que cuiden de los gatos, de los peces o de los meloncillos, pero no veo normal que después dejen caer al río la bolsa en la que traen las migas de pan».
Esta vez, además de limpiar el fondo con los medios que estaban a su alcance, que no eran muchos, sesenta personas participaron en una batida de limpieza por las orillas urbanas del Guadiana, entre ellos niños que realizaron actividades recreativas sobre el medio ambiente fluvial.
Junto a jóvenes y mayores limpiaron desde el Puente de la Autonomía hasta el Charco de los Pollos entregando bolsas de basura a las familias que encontraban a su paso.
«Los pescadores limpian»
Cualquiera que frecuente los senderos paralelos al cauce puede encontrar restos de basura. Pepe Alba no los atribuye a los pescadores «sino a los domingueros que no tienen educación. Hoy día cualquiera se compra una caña por diez euros y un carrete, pero eso no quiere decir que sea pescador. Los auténticos pescadores limpian siempre la zona donde han estado pescando y en eso me consta que hay mucha autodisciplina.
Alba hace hincapié en que el Guadiana a su paso por Badajoz no está muerto y relata los muchos enclaves cercanos que hay para disfrutar de él. Como ejemplo, explica que «a mis 44 años nunca pensé que un día podría subir a La Alcazaba de mi ciudad porque aquello antes era un estercolero y estaba llena de drogadictos. Pero gracias al trabajo de las administraciones ya es un lugar por donde puedo pasear con mis hijos»

Hoy





Documento disponible en UNIPESCA -- Unión Nacional de Pescadores Conservacionista
http://www.unipesca.es

La dirección de este documento es:
http://www.unipesca.es/modules/news/article.php?storyid=2203