El saneamiento del valle de San Jorge de Llanes estará listo en septiembre de 2010

Fecha 16/9/2009 8:20:00 | Tema: Recortes de prensa


El valle de San Jorge, en el concejo de Llanes, tendrá listo su saneamiento para el mes de septiembre de 2010. Así lo confirmaron ayer desde la Consejería de Medio Ambiente del Principado de Asturias que dirige Francisco González Buendía. En doce meses, los núcleos llaniscos de Nueva, Ovio, Picones, Hontoria, Cardoso, Villahormes y Naves podrán contar con unas infraestructuras medioambientales acordes al siglo XXI. Será tan sólo la primera fase, que fue presupuestada en 16,5 millones de euros. La segunda, para la que se reservan seis millones de euros, afectará al resto de zonas de las cuatro parroquias que dan forma al valle llanisco y que, a priori, se prevé ir incorporándolas al colector general.
El saneamiento del valle de San Jorge es una de las actuaciones más demandadas en el municipio y la iniciativa de depuración más ambiciosa de la comarca del Oriente asturiano tanto por los núcleos que engloba, como por la inversión que se genera. Actualmente sólo existe una red de saneamiento, en la localidad de Nueva, aunque las aguas son concentradas en un punto y vertidas al río Ereba sin una depuración previa. En el resto de núcleos no existe esa red de saneamiento y los vertidos van directamente a pozos negros. Por eso, el ambicioso proyecto contempla una red de colectores de impulsiones que permitan el transporte de las aguas residuales a la estación depuradora.
El trazado de esos colectores se articula en torno a un colector interceptor que comienza en la estación de bombeo de Cuevas del Mar y finaliza en la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) que actualmente se construye en la vega del río Bedón, a la altura de la localidad de San Antolín.
Última infraestructura
Será precisamente la EDAR la última infraestructura en finiquitarse. Por el momento, advierten desde la consejería, ya se han ejecutado el 80% de los trabajos. Desde que comenzaron las obras los operarios han canalizado ya todas las zonas rurales aprovechando las épocas de menor afluencia turística para generar menos problemas con los movimientos de tierra correspondientes en cada núcleo. Ejecutaron así las obras para poner en marcha las tuberías que conducirán las aguas residuales hasta la depuradora principal de San Antolín. La ubicación de la infraestructura, que ocupará un total de 14.500 metros cuadrados, no ha sido fortuita.
A la hora de redactar el proyecto los técnicos plantearon la posibilidad de levantar la instalación junto al trazado de la vía de Feve, en lo que era una plantación de eucaliptos. Para evitar las posibles inundaciones -teniendo en cuenta las posibles avenidas de los próximos 500 años- tuvieron que elevarse dos metros del terreno natural para comenzar a levantar la infraestructura. Y pensando en el futuro de la misma se proyectaron tres líneas de depuración con las que poder absorber las aguas residuales generadas en el Valle de Ardisana y en la localidad de Posada.
Toda la instalación estará en un edificio con una superficie de trece por catorce metros cuadrados y de cuatro y medio de alto. Albergará además en su interior un laboratorio, despachos, aseos y las instalaciones de deshidratación de fangos. El sótano de máquinas tendrá una superficie de 32 metros cuadrados y ahí irán ubicadas -para amortiguar el ruido que generan las máquinas- las bombas y los soplantes.
El proyecto contempla también que en la parcela donde se sitúa la estación depuradora se construyan viales de acceso de seis metros de anchura que se asfaltarán. Pero, además, las obras se aprovecharán para habilitar una senda peatonal de unos 1.780 metros de longitud.
El Comercio




Documento disponible en UNIPESCA -- Unión Nacional de Pescadores Conservacionista
http://www.unipesca.es

La dirección de este documento es:
http://www.unipesca.es/modules/news/article.php?storyid=2126