Segunda condena por un delito ecológico al empresario Jesús Lence

Fecha 10/9/2009 7:50:00 | Tema: Recortes de prensa

En el 2007 le impusieron cuatro años de cárcel por un vertido y ahora la pena es de 15 meses de prisión

El empresario lácteo lucense Jesús Lence Ferreiro ha sido condenado a un año y tres meses de cárcel como autor de un delito contra los recursos naturales, por el que fue juzgado en el mes de febrero pasado. La sentencia, hecha pública ahora, y que hace referencia a un vertido al río Tórdea de agosto del año 2002, incluye además dos años de inhabilitación y 14 meses de multa, a razón de 300 euros diarios, lo que supone una sanción de 126.000 euros. Se trata de la segunda condena de este tipo que imponen al industrial lácteo.

Lence declaró ayer que no conocía la sentencia por la que le estaban preguntando. Explicó que lo único que había recibido es una citación para comparecer ante el servicio común de notificaciones y ejecuciones. Debe presentarse hoy o mañana. Lence precisó que suponía que esa comparecencia será para comunicarle la sentencia del Juzgado de lo Penal número 2.

Lence apuntó que no podía valorar el fallo -recordó que el juicio se celebró hace siete meses- ni comentar si iba a recurrirlo mientras no tuviera constancia de su contenido. Insistió en que tomará la decisión de acudir a la instancia superior tras analizar la sentencia con su abogado.

Le pedían tres años

En la vista celebrada a mediados del pasado mes de febrero, en la que el fiscal demandó la imposición de una condena de tres años de cárcel, además de una importante sanción económica, Lence Ferreiro declaró que el vertido que le imputaban se debió a un accidente. Aseguró que fue algo completamente ajeno a su empresa y a él y que fue en un tanque que contenía ácido nítrico, que se derramó a través de las juntas de teflón y traspasó una barrera de hormigón.

En el transcurso del juicio, el industrial afirmó que el problema fue detectado por el responsable de la depuradora, que dio aviso al equipo de mantenimiento, que tomó medidas provisionales en tanto no llegaron los técnicos de la empresa del depósito.

En la citada vista, el abogado del industrial lucense puso de manifiesto que le ocultaron los análisis efectuados a los peces que aparecieron muertos en el río Tórdea, en Veiga de Anzós, perteneciente al concello de Láncara.

Otra sentencia

Esta última sentencia se suma a la dictada por la Audiencia Provincial de Lugo en mayo del año 2007, que condenó a Jesús Lence a cuatro años de cárcel (y que el Supremo rebajó a dos), una multa de 216.000 euros y el pago de una indemnización de 24.000 euros a la Consellería de Medio Ambiente por un delito ecológico. El fallo incluía además la inhabilitación durante tres años para ejercer como representante legal o administrador de entidades mercantiles. El industrial fue condenado en este caso por vertidos al río Tórdea en septiembre de 1999 que causaron la muerte de 1.526 truchas y 1.741 bogas.

Jesús Lence Ferreiro dispone de cuatro industrias lácteas en activo: la de Veiga de Anzós, en Láncara, que fue la primera que creó, la más antigua de todas y la que le está ocasionando los problemas con la Justicia; dos en el parque empresarial de O Ceao, en el concello de Lugo, y la planta de Leyma, en Arteix
La Voz de Galicia



Documento disponible en UNIPESCA -- Unión Nacional de Pescadores Conservacionista
http://www.unipesca.es

La dirección de este documento es:
http://www.unipesca.es/modules/news/article.php?storyid=2109