La balsa de Ruijas permitirá el regadío de 600 hectáreas

Fecha 29/9/2008 8:10:00 | Tema: Recortes de prensa

Se llenará con los arroyos Hijedo y Panero y su construcción costará más de cinco millones de euros
La obra de regulación para la puesta en riego y distribución en la zona de Riopanero (Valderredible) está a punto de concluir, a falta de ejecutar la red de distribución de riego, de manera que que toda la infraestructura hídrica este operativa para los regantes en la próxima campaña agrícola. Para ello, con un gasto público de 5,7 millones de euros, la empresa adjudicataria de las obras ha construido en la localidad valluca de Ruijas una balsa con una capacidad de almacenamiento de 200.000 metros cúbicos y, cuya actuación va a permitir poner en regadío cerca de 600 hectáreas.

Esta actuación en palabras del alcalde, Fernando Fernández, «es una apuesta decidida de la Consejería de Desarrollo Rural y del propio Consistorio, por el apoyo al desarrollo rural sostenible de esta zona del Sur de nuestra región y se enmarca dentro del programa regional de infraestructuras agrarias en consonacia con las indicaciones de la Unión Europea». Este proceso de modernización de los regadíos en Cantabria «va a permitir al municipio de Valderredible convertirse en una zona puntera a nivel nacional en cuanto a la calidad de vida de los agricultores, en el ahorro de agua y en el uso eficaz de los recurso hídricos».

Para el alcalde regionalista, la ejecución de esta obra «es de vital importancia para el desarrollo agrícola y ganadero valluco porque se terminó el monocultivo y diversificamos productos».

Agricultura de regadío

En la agricultura de regadío es de vital importancia la función reguladora que cumplen las balsas de riego porque gracias a ellas «podemos disponer de agua en los periodos del año en el que la demanda de evaporación transpirativa de los cultivos, es mayor que el aporte natural de este recurso», apunta el regidor. Esta será la tercera balsa construida en el municipio, pues hace unos años se construyeron las dos primeras en terrenos de las localidades de Villamoñico y Revelillas. La obra va a permitir poner en regadío cerca de 600 hectáresas, discurriendo, la zona regable por ambas márgenes del río Ebro entre las localidades de Arenillas de Ebro, Villota de Elines, Ruijas, Ruerrero y San Martín de Elines. En cuanto a la balsa de riego, está ya completamente terminada, tratándose de un embalse con una capacidad de almacenamiento de 200.000 metros cúbicos, de sección trapezoidal y con una altura de 9 metros desde su fondo hasta la coronación.

Llenado de la balsa

Para el llenado de la balsa se han diseñado dos captaciones de toma de caudales, con sus correspondientes estaciones de bombeo, que impulsarán el agua hasta la balsa de almacenamiento. La primera de estas captaciones se localiza en el arroyo de Riopanero, más o menos a la altura de la población de Ruerrero. Desde este punto el suministro de agua es continuo y la cuenca de aportación es suficientemente grande como para disponer de agua sin limitaciones en un año de pluviometría media. Junto al bombeo de esta captación se alojarán unos grupos motobomba, para dotar de caudal y presión suficientes a los hidrantes de la red de riego, que discurrirá a través de 14,5 kilómetros mediante tuberías enterradas de material de PVC.

Como complemento a esta captación se ha diseñado otra, que será independiente y alternativa, y que estará ubicada prácticamente en la confluencia de los arroyos Breña e Hijedo. Esta captación permitirá captar, al menos, el volumen de un mes de riego (unos 300.000 metros cúbicos que corresponde aproximadamente con la aportación estimada de la cuenca vertiente en el punto de captación).

A falta de finalizar la red principal, queda por ejecutar la red de distribución de riego por las diferentes fincas. Las obras que ya han comenzado, finalizarán el próximo año, de manera que toda la infraestructura esté operativa para finales de la próxima primavera. Esta red, consiste en una estructura enterrada desde la red principal hasta los hidrantes o bocas de riego en cada parcela, que garantizarán, la presión y caudal suficientes para poder regar mediante el sistema de aspersión.
El Diario Montañés



Documento disponible en UNIPESCA -- Unión Nacional de Pescadores Conservacionista
http://www.unipesca.es

La dirección de este documento es:
http://www.unipesca.es/modules/news/article.php?storyid=1702