Purroy insiste en que una vegetación excesiva en los ríos perjudica a los peces

Fecha 24/9/2008 8:00:00 | Tema: Recortes de prensa

Concluye el curso de Guías de Intérpretes en Espacios Naturales de Oseja de Sajambre
Los insectos de que se alimentan las truchas desaparecen por falta de iluminación solar

Los peces más codiciados de las cabeceras de los arroyos de la montaña están sintiendo el efecto pernicioso del exceso de vegetación en algunas orillas a las que no consigue llegar ningún rayo de luz solar. Así lo manifestó el catedrático de Zoología de la Universidad de León, Pancho Purroy, al término de la última edición del curso de Guías Intérpretes de Espacios Naturales, impartido en Oseja de Sajambre entre el viernes y el domingo pasados, en el marco del Aula Picos de Europa. «Los cauces de los arroyos y ríos de cabecera necesitan cierta iluminación solar para que abunden los insectos de los que se alimentan las truchas. No se trata de pelar las riberas, pues cierta sombra es necesaria, sino de eliminar parcialmente la orla de vegetación para que se incremente la luz y aumente la cantidad de insectos que constituyen el alimento de las truchas, a las que además les gusta poder solearse de vez en cuando», manifestó Purroy.

Para el Doctor Purroy este hecho se debe, al menos en parte, a la disminución de la presencia humana en el campo realizando los aprovechamientos tradicionales agrícolas, ganaderos y forestales. «El grado de aprovechamiento de esta materia vegetal ha disminuido pues ya casi nadie hace cestos con las ramas de los sauces o cosas así. Además el abandono de las tierras de cultivo a favor de los prados ha disminuido la presencia de tierras finas en los lechos de los ríos, lo que resta calidad a algunos frezaderos de las truchas», señaló el catedrático de Zoología.

Como no hay nada como predicar con el ejemplo, los alumnos del curso de Guías Intérpretes acondicionaron el domingo por la mañana las márgenes del arroyo de los Pontigos, en los alrededores de Verrunde, a unos dos kilómetros de Oseja. También acondicionaron una orla forestal próxima, con la eliminación de las escobas y el matorral a favor de arandaneras y otras especies forestales nobles.

Los participantes realizaron la ya tradicional ruta guiada a Vegabaño durante la mañana del sábado, tras un recorrido interpretado por Oseja de Sajambre.

Éxito de participación

El curso que dirige el Francisco Purroy se ha visto de nuevo obligado a aumentar el número máximo de participantes admitidos ante la demanda de los estudiantes, siendo finalmente cuarenta el número de alumnos que participaron en esta edición en la que, además del profesor Purroy, impartieron las ponencias la ambientóloga Inés Fuertes y la bióloga y guía intérprete del patrimonio Alicia García.

Los alumnos continúan valorando muy positivamente esta iniciativa en la que fue pionera el Aula Picos de Europa, consistente en impartir los ciclos formativos en el entorno más inmediato de aplicación, pudiendo contrastar la teoría con la práctica de forma simultánea.

«El abandono de las tierras de cultivo en favor de los prados disminuye la cantidad de tierra fina en los lechos de los ríos»

FRANCISCO PURROY

Catedrático de Zoología de la ULE
Diario de León



Documento disponible en UNIPESCA -- Unión Nacional de Pescadores Conservacionista
http://www.unipesca.es

La dirección de este documento es:
http://www.unipesca.es/modules/news/article.php?storyid=1694