La Xunta propondrá a la UE la protección ecológica del río Belelle y de su fraga

Fecha 15/4/2008 15:00:00 | Tema: Recortes de prensa

El Gobierno gallego planea que Bruselas declare el área como Lugar de Interés Comunitario

La Xunta tiene previsto ya dotar de protección ecológica tanto el río Belelle como la valiosa fraga que lo rodea. Fuentes oficiales consultadas en la Consellería de Medio Ambiente han señalado que el Gobierno gallego ha incluido el paraje como uno de sus objetivos dentro de la propuesta de ampliación de la Red Natura que se elevará ante la Unión Europea.

En concreto, siempre según las mismas fuentes, se pretende que el área sea declarada como un nuevo Lugar de Interés Comunitario (LIC). Abarcaría la protección un total de 291 hectáreas de terreno que se reparten, fundamentalmente, entre Fene y Neda, aunque también incluyen territorio de Cabanas y A Capela.

¿Cuándo se podría producir esta declaración? Las fechas, por el momento, se desconocen, ya que hay que cumplir toda una serie de trámites previos. Desde Medio Ambiente se señala que, en la actualidad, se está elaborando un plan director de la Red Natura con el que se pretende regular con claridad, entre otros aspectos, los usos permitidos en los espacios que abarca. Se prevé que este nuevo instrumento normativo pueda estar aprobado este mismo otoño. Solo después de que se cierre este paso se podrá presentar ante la Unión Europea la propuesta de los nuevos Lugares de Interés Comunitario. Y luego habrá que esperar a que Bruselas se pronuncie sobre el particular.

Las implicaciones

La declaración del río Belelle y su fraga como Lugar de Interés Comunitario (LIC) es una antigua demanda de colectivos ecologistas e, incluso, de las administraciones locales, tanto por su valor paisajístico como por el hecho de que se trata de uno de los bosques autóctonos con más valor de la provincia, habitado por especies singulares como un tipo de orquídea y varios ejemplares de helechos.

En la práctica, de cumplirse su declaración como LIC, su protección ecológica será mucho más severa que en la actualidad.

A grandes rasgos quedará terminantemente prohibido -para la preservación de la flora- talar o dañar los árboles de mayor edad y tamaño. Se impedirá, también, la ejecución de cambios drásticos en el entorno, tales como la introducción de usos industriales o urbanísticos. Cualquier movimiento en este sentido, entre otros aspectos, tendrá que ir acompañado de severos informes ambientales.

La Voz de Galicia





Documento disponible en UNIPESCA -- Unión Nacional de Pescadores Conservacionista
http://www.unipesca.es

La dirección de este documento es:
http://www.unipesca.es/modules/news/article.php?storyid=1423