Universidad Complutense participará en un estudio sobre la trucha en Cantabria

Fecha 13/3/2006 10:28:14 | Tema: Recortes de prensa

El acuerdo con el Gobierno regional, dotado con 112.538 euros, permitirá garantizar su conservacióny el uso sostenible de los recursos fluviales.

El consejero de Ganadería, Agricultura y Pesca, Jesús Oria, ha presentado hoy el convenio de colaboración firmado entre el Gobierno regional y la Universidad Complutense de Madrid para el análisis de la variabilidad genética de la trucha en Cantabria y las aplicaciones a la gestión de sus poblaciones.

En el acto han estado presentes la directora general de Montes y Conservación de la Naturaleza, María Eugenia Calvo, y la profesora de biología de la Universidad Complutense y directora del proyecto, Ana Almodóvar.

La Universidad Complutense ha encargado la realización de este estudio a un equipo de reconocido prestigio en la conservación y gestión de poblaciones de peces continentales y de dilatada experiencia en la realización de estudios similares en otros lugares de España.

El convenio cuenta con una dotación económica de 112.358 euros y se desarrollará a lo largo de veinte meses.

Su objetivo es determinar la variabilidad genética de las poblaciones de trucha en Cantabria, conocer el grado de introgresión génica y detectar las poblaciones que puedan presentar singularidades genéticas, y estén por tanto más necesitadas de medidas específicas de protección.

De este modo, según ha asegurado Oria, la Dirección General de Montes podrá "optimizar las actuaciones del refuerzo de las poblaciones y en las diversas medidas de gestión tendentes a garantizar la conservación de poblaciones y uso sostenido de los recursos fluviales".

El propósito de este convenio de colaboración "es obtener un conocimiento preciso sobre la distribución geográfica de la variación genética en las poblaciones de trucha común de Cantabria".

"Además, se pretende analizar los efectos genéticos de la repoblación con truchas alóctonas en las poblaciones naturales con el objetivo final de proponer medidas de gestión que aseguren la conservación de las poblaciones autóctonas", ha apuntado el consejero.

Pesca deportiva

Los ríos cántabros constituyen el marco ideal para el desarrollo de la pesca deportiva, una actividad que genera gran interés en la región, prueba de ello son el elevado número de licencias de pesca que se expiden anualmente.

Éstas se basan principalmente en la captura de salmónidos, tanto salmón atlántico como trucha común, por lo que se hace necesaria la existencia de medidas de gestión para garantizar la conservación de este recurso.

Oria ha señalado que la Consejería de Ganadería, Agricultura y Pesca viene realizando en los últimos años "importantes esfuerzos de conservación de la población del salmón atlántico, aunque la especie más característica de las aguas continentales de Cantabria es la trucha común, indicador de la calidad de los mismos y objeto de los aficionados que disfrutan de su pesca cada primavera".

En Cantabria, al contrario que otras regiones, las poblaciones de trucha son exclusivamente salvajes y no están afectadas por la intogresión de genes alóctonos.

Según Ana Almodóvar, "las repoblaciones realizadas en los ríos en la década de los 80 supusieron la introducción de genes exóticos en las poblaciones nativas, por eso mediante este proyecto se pretende preservar la diversidad de variedades autóctonas".

En relación con la gestión de los recursos, existe cada vez un mayor consenso sobre la necesidad de conocer la estructura genética de las poblaciones a conservar como elemento indispensable en la aplicación de programas de gestión y conservación de las mismas.

Fuente: Piquio.com





Documento disponible en UNIPESCA -- Unión Nacional de Pescadores Conservacionista
http://www.unipesca.es

La dirección de este documento es:
http://www.unipesca.es/modules/news/article.php?storyid=107