Conectar |  ¡Regístrate!
Menú
Pueblo pescador

Ver Pueblo pescador en un mapa más grande
UNIPESCA
Noticias por temas
Mapa de los problemas de los ríos españoles

Ver Problemas en los ríos en un mapa más grande

Al día con UNIPESCA
Recortes de prensa : La Guardia Civil hizo este año 200 denuncias por casos de furtivismo
el 9/12/2006 8:00:00

Los agentes se incautaron de mariscos, pescados y piezas de caza obtenidas ilegalmente

La pesca marítima es una de las actividades que generó más intervenciones.


03/12/2006
Ríos y montes de la provincia lucense siguen siendo territorio de actuación de tramperos, pese a la vigilancia que ejerce la Guardia Civil. Una actividad que parece más propia de la Edad Media sigue sobreviviendo. Días pasados, por ejemplo, se conocía que un lucense debería pagar una multa de 45.000 euros por pescar ilegalmente en el río Mera. Casos como éste en las áreas de caza y pesca, que son las que propician estas actuaciones hay bastantes más. El Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil llevó a cabo en lo que va de año casi 200 actuaciones por delitos e infracciones administrativas cometidas en materia de caza y pesca.

El pescador que pagará los 45.000 euros de multa fue descubierto cuando llevaba a cabo una práctica que es de las más habituales por parte de los tramperos o piratas de los ríos. Hacía descargas eléctricas para matar las truchas en el río Mera.

En lo que va de año, los agentes de la Guardia Civil presentaron un total de 30 denuncias por infracciones cometidas en los ríos de la provincia. No quiere decir que todas éstas se refieran a cañistas que utilizaban este método ilícito sino que hay una mezcla de ilegalidades que van desde pescar sin licencia hasta llevarse a cabo ejemplares que no reunían las medidas necesarias. Además, también hay casos de denunciados que utilizaban «trasmallos» o trampas para la captura de ejemplares.

Donde se produce una mayor actividad delictiva, a tenor de las estadísticas, no es en la denominada pesca continental, sino en la marítima porque, en este caso, el número de denuncias presentadas fue de 110, lo que supone el mayor número volumen de actividad desplegada no sólo este año sino los anteriores.

En materia de incautaciones, los agentes se quedaron con cuatro ejemplares de trucha común y decomisaron 14 kilos de lubina.

Además, según la estadística, requisaron 37 kilos de percebes, uno de centollos; 12 de mejillón y ocho unidades de pulpo.

El número de delitos denunciados fue muy escaso. Sólo uno. Debe tenerse en cuenta que las actuaciones irregulares que se detectan son mayoritariamente constitutivas de sanciones administrativas porque, según explicaron diversos expertos, el utilizar aparejos inadecuados o capturar piezas que no se debe no lleva implícita penas.

La caza generó un total de 52 denuncias, de las cuales 17 corresponden a la menor y 35 a la mayor. Los miembros del Seprona intervinieron varias especies que habían sido cazadas de forma irregularidad. Entre éstas figuraron un ratonero común y una corza. Más fructífero resultó el año pasado porque, además de dos ratoneros, un milano y un gavilán, se incautaron de 11 jilgueros vivos.

La caza irregular de jilgueros viene siendo detectada con bastante asiduidad. En los últimos años los agentes descubrieron como algunas personas utilizaban redes para capturar este tipo de pájaros que, luego, criaban en cautividad.

El Seprona también intervino en lo que va de año una corza y un delfín. En ambos casos las piezas estaban muertas. Habían sido capturadas ilegalmente.

Fuentes de la Guardia Civil expresaron que en los últimos años el número de denuncias está en descenso como consecuencia de las fuertes sanciones económicas que impone la Xunta amparándose en la normativa en vigor. Ya no resulta rentable el oficio de trampero.

La Ley de Pesca Fluvial de Galicia, fija sanciones que oscilan entre los 300 y los 300.000 euros para los furtivos. Asimismo fija inhabilitaciones que oscilan entre los tres y los diez años.

Luego de tener constancia de la multa de 45.000 euros a un lucense por pescar con electricidad, el presidente de la Federación Gallega de Pesca, Pedro Romarís, se mostró partidario, de medidas mucho más severas para acabar con lo que definió como delincuentes de los ríos. Animó a los pescadores a denunciar.

Versión imprimible Enviar a un amigo Crea un documento PDF con el artículo


Otros artículos
6/10/2014 13:19:00 - Los pescadores mantienen limpio el tramo urbano del río Riosa
6/10/2014 13:17:43 - DGA repuebla por primera vez con truchas autóctonas el río Guadalaviar
6/10/2014 13:16:47 - Una pesca de 10 toneladas de basura
6/10/2014 13:10:29 - app para evaluar el estado ecológico de un río
20/8/2014 9:37:31 - Colectivos de pescadores piden más vigilancia en los ríos para acotar el furtivismo del salmón