Conectar |  ¡Regístrate!
Menú
Pueblo pescador

Ver Pueblo pescador en un mapa más grande
UNIPESCA
Noticias por temas
Mapa de los problemas de los ríos españoles

Ver Problemas en los ríos en un mapa más grande

Al día con UNIPESCA
Recortes de prensa : Las instituciones maltratan a los ríos y a los mares y causan un gran perjuicio
el 18/11/2009 8:20:00
Recortes de prensa

Recibe hoy en el Aquarium el premio Zipistrin para personas que trabajan por el agua como fuente de vida



El catedrático de Hidrogeología de la Universidad de Zaragoza y fundador de la Nueva Cultura del Agua, el navarro de Los Arcos Javier Martínez Gil, se sumerge todavía en el río Ega, entre Zuñiga y Santa Cruz de Campezo, buceando y recordando cangrejos y barbos. Hoy recibe el premio Zipistrin que entregan el Aquarium, la papelera donostiarra Tamayo y Zurriola Photo Center, un certamen que cumple diez ediciones y que premia trabajos -escritura con pluma, literatura, pintura, fotografía- y a otros relacionados con el mar, el río y el agua como fuente de vida.
- ¿Qué es eso de la cultura del agua?
- Se trata de humanizar la hidrogeología. Los ríos, más que desempeñar unas funciones naturales y de prestarnos agua, son también sentimientos. Un río es una parte consustancial del alma de los territorios, un punto de referencia en la memoria sentimental de las personas.
- ¿Tratamos mal al agua?
- Como unos vándalos. Los ríos son cloacas y los mares están contaminados. Sinceramente, creo que Atila se queda pequeño, era un pardillo frente al vandalismo institucional.
- Le veo enfadado.
- Es que hoy en día hay obras hidráulicas que no se justifican. Planificamos sin responder a las lógicas científicas. Los planes de reparto del agua responden a una forma de actuar esquizofrénica. Causan más daño a la personas que beneficios.
- ¿No todo se justifica?
- Para nada. Prácticamente hemos perdido todo nuestro patrimonio acuífero. El 85% se destina a regadíos, un agua que no vuelve a los ríos y si lo hace es contaminada. Se trata, además, de una amputación espiritual. Ya sé que algunas catedrales, monumentos o incluso la música clásica han perdido fuerza o se tienen menos considerados, pero eso no evita la constatación de que nos hemos embrutecido.
- ¿Hemos influido en negativo?
- Claro. Los ríos tenían su lugar y su razón de estar donde estaban. Hemos desviado sus cauces aunque comprendo que son un recurso para el regadío, la minería o para construir las presas, pero también son necesarios para la ingesta de agua, la higiene o la salud alimentaria. Son, además, un patrimonio de la belleza. Nadie es indiferente ante un río. Su curso provoca paz, relajación, felicidad, magia...
- ¿Algo que ha comprobado?
- He navegado por ríos de EE UU y Canadá y, por supuesto, por fluviales españoles. He acompañado a cineastas, artistas y hasta ex presos en piragua por los 30 kilómetros que discurren por el Ebro desde la presa de Flix hasta su desembocadura en el Mediterráneo, y te aseguro que su vida ha cambiado en algo, les ha hecho más sensibles y receptivos.
- Como residente en Zaragoza asistió en primera fila a la exposición del agua. ¿Qué valoración hace?
- No quiero aparecer como alguien negativo, pero no fue un ejemplo de buena gestión. Para empezar, lo que era una muestra internacional se envolvió con la etiqueta de sostenible. ¿Le suena a algo? Por otra parte, los dos proyectos más importantes que se perseguían -el canal de aguas bravas y el plan de navegabilidad por el Ebro- han resultado un fracaso.
- El pasado mes de octubre estuve en Valencia y pese a la obra espectacular realizada por Santiago Calatrava me ha dejado frío ver el cauce del Turia vacío.
- Es otra de las barbaridades que se hicieron en los años cincuenta por motivos políticos y económicos. Se han hecho cosas parecidas con el Guadalquivir en Sevilla y con el desvío del Ebro en Zaragoza, que era el alma de la ciudad, parte de su existencia y su patrimonio. ¿Cuántas veces se habrán juntado los zaragozanos junto al cauce del río para ver sus crecidas y sus posibles avisos de inundación? Ya sabemos que a pesar de estos hechos la vida continúa, pero a qué precio.
- Bueno, por lo menos a usted le dan el premio Zipistrin.
-Sí, y es un orgullo compartir un galardón que han obtenido personas como Eduardo Chillida o Miguel de la Cuadra Salcedo.
Diario Vasco

Versión imprimible Enviar a un amigo Crea un documento PDF con el artículo


Otros artículos
6/10/2014 13:19:00 - Los pescadores mantienen limpio el tramo urbano del río Riosa
6/10/2014 13:17:43 - DGA repuebla por primera vez con truchas autóctonas el río Guadalaviar
6/10/2014 13:16:47 - Una pesca de 10 toneladas de basura
6/10/2014 13:10:29 - app para evaluar el estado ecológico de un río
20/8/2014 9:37:31 - Colectivos de pescadores piden más vigilancia en los ríos para acotar el furtivismo del salmón